Icono del sitio El Jardín de Atrás

Poto – Epipremnum aureum

Cultivo del poto

El poto es una de las plantas de interior más conocidas y más usadas porque es muy fácil de cultivar. Es muy resistente y no requiere de cuidados muy específicos y delicados. Se reproduce muy bien, mediante esquejes del tallo metidos en agua desarrolla raíces muy rápido. No requiere largas horas de luz, de hecho puede crecer bien a la sombra y no soporta la exposición directa a la luz del sol. Es una planta trepadora que puede encaramarse a paredes y diversos soportes como troncos, estanterías y otros elementos. Es ideal para principiantes en la jardinería.

Decoración

Debido a los pocos requerimientos del poto, podemos emplearla como elemento de decoración en nuestras casas. Admite diversos tipos de soporte, desde macetas de cualquier forma y composición, situadas en un lugar más o menos alejado de las ventanas o balcones. Podemos plantar el poto dispuesto de forma colgante, o por otro lado permitirlo trepar por algún tutor que dispongamos en su propia maceta.

 

Si te ha gustado el post, compártelo en tus redes sociales!

Salir de la versión móvil